Imagínese por un segundo que fue trasladado al mundo kármico de Earl. lleve su iPhone con una batería completamente cargada para realizar sus llamadas y otras actividades diarias. ¿Tuviste el miedo de tu vida cuando lo conectaste a la red eléctrica, tu iPhone no se está cargando? Pues no te preocupes, en este tutorial te mostraremos cómo solucionar el problema: Mi iPhone no carga.

Posibles razones por las que su iPhone no se carga

Cuando conecta el dispositivo al cargador y a la red, el iPhone emite un tono característico que indica que está cargando la batería correctamente y también muestra el símbolo de carga en la barra de notificaciones o en la pantalla. Pero si no carga, puede deberse a problemas de software o hardware.

Algunas causas pueden ser: falla del sistema, cables de alimentación dañados, puerto de carga sucio, batería dañada, falla de energía, dispositivo defectuoso. Para solucionar el problema de que el iPhone no se carga, Pruebe cada una de las opciones que verá a continuación, algunas pueden resolver el problema.

Recuerda que las baterías no duran para siempre y es posible que las tuyas ya hayan superado el número de ciclos de carga en su vida útil.

Soluciones al problema que no carga el iPhone

Cada uno de las opciones que te damos a continuación Van desde la medida más simple hasta la más compleja y se agrupan en problemas de hardware o software, siguiendo los pasos descritos en cada caso.

Paso uno: verifique la fuente de alimentación

Es la opción más simple y fácil, porque a veces, el enchufe o el enchufe desde el que cargamos el dispositivo está dañado. Todo lo que tiene que hacer es conectar el cargador a otros enchufes y también confirmar que hay electricidad.

Conectar el cargador a la red

Si está utilizando un cargador portátil, puede estar dañado o sin energía, asegúrese de que esté en buenas condiciones. También puedes probar conectar el iPhone a un puerto USB de la computadora para determinar si se está cargando. En todos estos casos, asegúrese de que las conexiones sean seguras y protegidas

Paso dos: verifique el cable y el puerto de carga

El puerto de carga sucio podría evitar que el iPhone se cargue. Esto generalmente lo ralentiza, pero a veces puede evitar que se cargue. Gire el dispositivo para que tenga acceso a la parte inferior y con la ayuda de una lente mire el puerto Lightning. Utilice un cepillo u otro objeto afilado no metálico para quitar la suciedad de la puerta.

Verifique el cable y el puerto de carga

Si después de limpiar la puerta y conectarse a la red o computadora no se carga, el problema podría ser este el cable Lightning está dañado o es de mala calidad. Reemplácelo por uno certificado e intente cargar su iPhone nuevamente.

Paso tres: verifique el cargador

A veces, el problema no es el enchufe o el cable de 30 pines o el puerto de carga, sino más bien el cargador o transformador utilizado no es el correcto, por lo que le recomendamos que utilice accesorios originales o compatibles.

También puede dañarse debido al aumento de potencia o al tiempo de inactividad, así que intente utilizar otra fuente de alimentación.

varios modelos de cargador

Paso cuatro: hacer cumplir el reinicio del sistema

Si el iPhone no se carga debido a un error de software, es posible que deba reiniciar el sistema. Para lograr esto debes hacerlo presione el botón de inicio y el botón de descanso hasta que vea la manzana de Apple.

En el iPhone 8 o posterior presione rápidamente y suelte la tecla de volumen +. Luego, presione y suelte rápidamente el botón de volumen, y luego presione y mantenga presionado el botón lateral hasta que aparezca el logotipo de Apple. La otra opción es apagar y encender la computadora.

Paso 5: deje el equipo encendido durante más de una hora

Los pasos descritos anteriormente son cuando el dispositivo está encendido, pero si está apagado y no cargado, entonces la causa puede ser que la batería está completamente agotada, por lo que debe dejarlo encendido durante un tiempo para ver si se carga.

Si, a pesar de seguir todos los pasos anteriores, el iPhone no se carga y no enciende ni responde, es probable que sea un problema mayor, como una batería o un puerto de carga dañados. En estos casos, es mejor que personal calificado revise el dispositivo.